Una comida libre en la semana nunca esta de más, de hecho a veces resulta necesario hacerlo. Cuando nos encontramos haciendo dieta, es común que vengan a la mente todas esas comidas que nos encantan y que sabemos que no debemos comer. Se trata de un periodo difícil en el que la fuerza de voluntad debe reinar.

Sin embargo, salirnos solo un poco de la dieta no nos hará daño, siempre y cuando el resto de la semana cumplamos a cabalidad con nuestro régimen alimenticio establecido.

Ponerse a dieta implica la eliminación y la introducción de ciertos alimentos a nuestros platos de comida diaria con la finalidad de alcanzar ciertos objetivos, alcanzar un peso adecuado y lograr mantener una vida saludable.

Llevar una alimentación saludable resulta importante ya que son estos los alimentos los que aportan en realidad los nutrientes necesarios por nuestro organismo para que el funcionamiento del mismo sea óptimo. Sobretodo una equilibrada seguida por un nutricionista online.

Ahora bien, una vez que te encuentras frente a este proceso de adaptación es normal que te cuestiones ¿mas nunca podre comer los alimentos que me gustan? ¿Cada cuanto tiempo puedo comerlos? Aquí encontraras las respuestas que buscas.

¿Puedo hacer una comida libre en la semana?

La respuesta es ¡Si!, es necesario que durante la semana mantengas responsablemente una alimentación adecuada y balanceada en macronutrientes y micronutrientes, ya que el objetivo se puede lograr solo si hay compromiso, disciplina y determinación.

Por semana, debe haber establecido un día de descanso que puedes elegir según tu necesidad (que se recomienda que sea preferiblemente fines de semana), este día es hecho para descansar y comer lo que quieras.

El día de descanso esta bajo tu administración, por tanto puedes elegir como llevarlo a cabo. En este día puede recurrir a la opción de comer solo una o dos comidas poco saludables, cuentas con 24 horas de “libertad” que puedes aprovechar como quieras. 

El día de descanso constituye un día de premiación por todo el esfuerzo y sacrificio que ha sido realizado en esos 6 días. Lo que se busca con ese día es motivar a la persona a esforzarse para poder ser merecedor de ese día sin que haya ningún remordimiento.

Romper la rutina

El cuerpo se adapta rápidamente, ya que cuenta con esa capacidad. En ocasiones, las dietas restrictivas e hipocalóricas que se vuelven repetitivas disminuyen notablemente el grado de afectividad por es proceso.

La idea de crear un día para romper la rutina y obtener 1 comida libre a la semana, es hacerle saber al organismo que hay otras comidas y que no solo debe acostumbrarse al régimen alimenticio restrictivo e hipocalórico.

La idea es que el organismo no limite su gasto calórico y se acostumbre al consumo de varios tipos de alimentos con propiedades distintas, pero siempre con sus limitaciones

Compromiso

Ser merecedor de una comida libre en la semana debe aumentar el compromiso y no disminuirlo, ya que siempre debes mantener que se trata de una premiación por tu esfuerzo.

Las dietas son realizadas para disminuir de peso y mejorar el estilo de vida y los hábitos alimenticios de la persona, por lo que verlo como un castigo, es un error. 

La mayoría de las dietas son realizadas para bajar de peso y mejorar la apariencia física y disminuir los riesgos de salud, y para equilibrar este trabajo es que fueron hechos los días de descanso.

Tu salud es tu responsabilidad, solo de ti depende el verte bien y el sentirte bien, el ser premiado con 1 comida libre en la semana depende de tus niveles de exigencia y de cumplimiento de reglas.

¿Cómo afectan las restricciones alimenticias en el aspecto psicológico?

Mantener por largos periodos de tiempo una restricción alimenticia, resulta una tarea bastante difícil de encajar en el aspecto psicológico. Resulta una guerra entre el deber y el querer, que en ocasiones nos puede generar gran nivel de ansiedad.

Contar con una comida libre a la semana sirve como un factor de motivación, que permite saciar por al menos un día y disminuir ese nivel de ansiedad que se genera incluso involuntariamente por nuestro subconsciente.

Lógicamente, una dieta es un nivel de restricción debe ser cumplido con responsabilidad si tu objetivo esta establecido. Las ganas de consumir esos alimentos que son “prohibidos” y saber que no es sano, puede desencadenar emociones fuertes e incluso depresión.

El día de descanso es recomendado para satisfacer al cuerpo de alguna manera a través del consumo de alimentos hipercalóricos pero que crean un gran nivel de satisfacción.

Sin embargo, mentalmente debemos mantenernos fuertes, ya que a medida que se avanza los niveles de exigencia pueden disminuir. Los primeros días de dieta son las mas fuertes y en los que psicológicamente se obtiene un mayor impacto.

Comida libre a la semana ¿Qué tipos de comida consumir?

El día libre en la semana o día de descanso, es un día para cumplir tus caprichos y matar tus antojos, por lo que puedes comer lo que te provoque. Todo plan de alimentación debe tener su flexibilización para así evitar que la persona recaiga de una manera irreversible.

Cualquier tipo de dieta puede ser rota siempre, incluso aquellas que son hechas para bajar de peso, esto debe ir de la mano con el cumplimiento con responsabilidad de los días establecidos. 

Lo que consumas este día esta bajo tu elección, pero es importante que no realices excesos ya que ¿Qué sentido tendría que en un día pierdas el trabajo hecho en una semana? Ninguno, todo en exceso es malo, todo hecho conlleva a una consecuencia.

Puedes comer pizza, hamburguesa, helados, patatas, pasticho, lo que te provoque, y puedes decidir comerlo en una sola comida o en las tres comidas de ese día, como tú decidas.

Los descansos dietéticos cumplen grandes funciones fisiológicas favoreciendo la mitigación de adaptaciones metabólicas y restaura el funcionamiento de ciertas hormonas. 

Asimismo, los descansos dietéticos también tienen impacto en el ámbito psicológico ya que se comportan como días de recargo energético.