Quizás te estas preguntando ¿Cardio antes o después de entreno de fuerza? La cual constituye una duda que a todos se nos presenta cuando decidimos comenzar un entrenamiento físico.

El ejercicio llamado cardio (también conocido como ejercicio cardiovascular), forma parte de las formas de entrenamientos más completos. Esto es debido a que se trata de un ejercicio que trabaja los músculos más grandes del cuerpo y, a su vez, favorece la quema de grasa y pérdida de calorías.

Se trata de un ejercicio que favorece el funcionamiento de tu corazón y de tus pulmones, ayuda a la liberación de endorfinas y refuerza el funcionamiento del sistema inmune.

El cardio es un ejercicio que debe estar incluido siempre en tu rutina de ejercicios semanal, se recomienda su ejecución aproximadamente de 3 a 4 veces a la semana por aproximadamente 30 minutos.

Ahora bien, vamos al punto, nuestra duda se presenta respecto a en qué momento de nuestro entrenamiento es que se debe realizar el cardio, antes o después del entrenamiento de fuerza, esto es en lo que nos centraremos a continuación.

¿Cardio antes o después de entreno de fuerza?

La combinación del cardio con el entrenamiento de fuerza es muy frecuente, y resulta beneficioso ya que nuestro cuerpo necesita de ambos ejercicios. La dura respecto a cardio antes o después de entreno de fuerza es bastante común, aunque poco entendible.

El cardio es un entrenamiento que puede realizarse tanto antes como después de un entrenamiento de fuerza, la diferencia de esto radica en la intensidad con la que debe ser realizado.

Antes de comenzar un entrenamiento de fuerza es recomendable realizar un ejercicio de cardio corto y de bajo impacto, se aconseja que se realice aproximadamente solo 5 minutos de cardio y posteriormente seguir con el entrenamiento de fuerza.

¿Por qué debe ser un cardio corto y de bajo impacto? Lo que se quiere al entrenar con fuerza es aumentar la musculatura y tonificar. Esto, fisiológicamente, se traduce a que el cardio consumiría tus reservas energéticas (que se encuentran en tus músculos) y cuando en realidad lo necesites, tus músculos se fatigarán.

Una vez que hayas hecho esto, ya puedes realizar tus entrenamientos de fuerza correspondientes, entre los ejercicios de fuerza más comunes destacamos: sentadillas, peso muerto, remo, press de banca, press militar, burpees, lagartijas, etc.

Entrenamiento de fuerza

Los entrenamientos de fuerza te ayudarán a aumentar tu fuerza muscular y, a través de la utilización de pesos extras, aumentar el tono muscular y conseguir una mayor tonificación muscular.

Este tipo de entrenamientos no deben ser estáticos, las rutinas de ejercicios deben ser variados ya que el cuerpo necesita probar varios tipos de entrenamientos. El principio básica de este tipo de ejercicios esta en las repeticiones, la cantidad y la intensidad de los mismos.

Asimismo, los entrenamientos de fuerza también favorecen la flexibilización articular lo cual resulta beneficioso para aumentar la amplitud de los movimientos así como también hay un mayor desarrollo de la fuerza de los tendones.

Intensidad del cardio después del ejercicio de fuerza

Ahora bien, volviendo al tema de la disyuntiva sobre ¿cardio antes o después de entreno de fuerza? es importante destacar que es preferible realizar un ejercicio cardiovascular después del entrenamiento de fuerza.

Esto es debido a la explicación antes expuesta, claro esta que es posible realizar un cardio previo pero que debe ser de bajo impacto y corta duración. El cardio que se realiza posterior al ejercicio de fuerza puede ser de mediano o fuerte impacto.

Todo esto va a depender de la capacidad que conserve tu cuerpo para realizarlo, pero siempre es necesario culminar tu rutina de ejercicios con una sesión de cardio. Si estas muy agotado para realizarlo, entonces es necesario modificar tu rutina de ejercicios e incluir esta sesión.

Cardio antes o después de entreno de fuerza para mejorar el tono y la masa muscular

Si tu objetivo es mejorar tu masa y aumentar tu tono muscular, llegar agotado a un entrenamiento de fuerza no te será para nada provechoso, ya que tus objetivos no serán logrados.

Realizar ejercicios de cardio luego del entrenamiento es la opción más recomendable para ti, ya que el cansancio muscular antes de implementar fuerza no te permitirá aumentar el tamaño de tus músculos.

El consumo de proteínas durante este proceso es fundamental, ya que son estos alimentos los que favorecen el crecimiento muscular. La ingesta de proteínas normalmente es de 1,3g a 1,5g por cada kilogramo de peso.

Lo más recomendable en este sentido es separar ambos entrenamientos y guardar tiempo para la ejecución de ambos. Asimismo, es importante destacar la importancia de respetar el descanso muscular para así favorecer su crecimiento y aumentar tu rendimiento.

Cardio antes o después de entreno de fuerza para mejorar tu aspecto físico y salud en general

En este punto, resulta indiferente si el cardio va antes o después del entrenamiento de fuerza, pero si es fundamental que realices un plan de entrenamiento donde un día le dediques tiempo a la fuerza y otro a la resistencia.

Expertos aseguran que la mejor alternativa es separar cada entrenamiento, no realizarlos juntos. Ya que cada uno exige factores distintos y lo que se busca es crear una actividad física que cree aspectos positivos y resultados satisfactorios.

Si por ejemplo, tienes un día muy ocupado y tu tiempo de entrenamiento es muy corto. Puedes optar por realizar cardio antes o después del ejercicio de fuerza pero siempre habiendo de por medio un lapso de tiempo determinado entre ambos.

La intensidad de los ejercicios va en función a tu capacidad corporal, lo importante es que puedas realizar ambos ejercicios y que puedas aprovechar ambos al máximo energéticamente.

Beneficios de realizar cardio después del ejercicio de fuerza

Entre los beneficios principales que trae consigo este hecho, está la posibilidad de conseguir la quema de grasa y por ende la pérdida de peso, sin haber ninguna afectación a nivel muscular, gracias a que agotaste las reservas de glucógeno.

Además de esta explicación, siempre recomiendo que te asesores con un entrenador o entrenadora personal si vas a realizar un entrenamiento avanzado. No solo progresarás más rápido, sino que lo harás siempre de forma mucho más segura para ti.